DATOS PERSONALES

Politólogo y Maestro en Derecho Electoral / Profesor-Investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa (México City). Especialista en temas de Políticas Públicas, Federalismo, Gobiernos Locales y Derecho Electoral. e-mail: mgmundouno@yahoo.com.mx

lunes, 23 de julio de 2012

Avaaz, su misterioso doble papel y el caso de la elección presidencial en México 2012

Las otras guerras sangrientas en el nombre de la democracia.


Miguel González Madrid

Avaaz.org ha jugado intencionalmente un doble papel en la promoción de protestas, rebeliones y movimientos sociales y políticos: en la fachada, para la defensa de la democracia y, al mismo tiempo, como fondo oscuro, para azuzar a la población inconforme a un levantamiento armado cuando la represión gubernamental se vuelve abiertamente sistemática, persistente y hasta cruel.

Pero luego viene lo peor: el levantamiento armado puede no tener vuelta de hoja, porque bien puede ser detenido con mayor represión gubernamental o, en el peor de los escenarios, orillar a una guerra civil, a una confrontación sangrienta que deja diezmada a la población entera, en condiciones idóneas para que los poderosos del mundo metan las manos y los pies para iniciar tareas de reconstrucción económica y creación de instituciones vestidas de democracia.

Libia y Siria son los casos extremos recientes de guerras civiles iniciadas en el nombre de las libertades y los derechos de democracia que, sin embargo, abrieron pronto también las puertas a los mercaderes de armamento de todo tipo, a las grandes empresas multinacionales y a los gobiernos que se disputan el control de las regiones del mundo geopolíticamente estratégicas. Esos mercaderes que, si así lo quisieran las fuerzas rebeldes, también pueden venderles helicópteros transportadores de tropas o helicópteros de combate.

Avaaz se encuentra en México tratando de iniciar una nueva aventura, siempre justificándose por la vía de la defensa de las libertades y de los derechos humanos. Ha encontrado un pequeño campo fértil para una nueva conspiración, y en ella se han montado ya quienes creen que todo apoyo transnacional solidario es bueno a secas para las causas democráticas. Las conspiraciones no son un cuento de hadas. Pero es probable que Avaaz no tenga éxito en México, porque hay amplios sectores políticos y civiles que no quieren llegar a la orilla del precipicio.

Sobre Avaaz hay diversas versiones. Yo tengo la mía, y comenzaré a separarme de ese fogón conspirativo disfrazado de defensoría a ultranza de las libertades, los derechos y la democracia. He aquí algunos accesos web a ese tipo de versiones encontradas:



No hay comentarios: