DATOS PERSONALES

Politólogo y Maestro en Derecho Electoral / Profesor-Investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa (México City). Especialista en temas de Políticas Públicas, Federalismo, Gobiernos Locales y Derecho Electoral. e-mail: mgmundouno@yahoo.com.mx

sábado, 14 de julio de 2012

Elección presidencial, conspiraciones y miserias de los partidos. México 2012

Miguel González Madrid

La PLACE VENDÓME en 1808.- La primera piedra de la columna Vendóme fué colocada el 25 de agosto de 1806 y la estatua del Emperador con toga, que el escultor Chaudet debía emplazar en la cima , figuraba en el Salón de 1808. http://miniaturasmilitaresalfonscanovas.blogspot.mx/2012/03/napoleon-y-la-pintura-de-su-tiempo-3.html
Parece que están de moda los "anti": "anti Peña", "anti Voluntad Popular", "anti demócrata", "anti IFE", "anti encuestas", "anti televisoras", y así por el estilo, como antes con el "anti comunismo", el "anti Cristo", etcétera, etcétera. Suelen avanzar también las revoluciones (y, a veces, simples parodias de revoluciones que terminan dejando en pie las viejas estructuras o adoptando los fascinantes modelos de occidente, como en Egipto y Libia) de unos cuantos en el nombre de los muchos, porque un pequeño núcleo dentro de esos cuantos cree que las multitudes, la masa, la gente de provincia, los pobres, los habitantes alejados del D.F., los necesitados, los desclasados, los cautivos por programas sociales, y otros más, "no piensan", son "pendejos".

¡Qué pena por tanto reduccionismo y por el uso de tantos mitos (como ese de que en cada casilla –de un total de 143 mil y poco más– hubo un infante verificando que se votara en el sentido que fue dictado por los "copetones") a fuerza de colocar en el nicho del culto a la personalidad a quien le ha tocado perder una y otra vez, salvo una, y eso porque le fue concedida de buena fe su residencia suficiente en el D.F.!


Tanta podredumbre de estructuras y de pequeñas mafias en uno y otro partido, que todos los partidos dejaron intacta en sucesivas reformas de 1977 a 2007, sólo fue posible porque los partidos protegieron sus propios intereses. Y, al parecer, Felipe Calderón Hinojosa quiere pasar a la historia precisamente demostrando que los partidos (sus pequeñas mafias, sus escleróticas estructuras, sus listas plurinominales de favoritos, sus anémicas plataformas, etcétera) son tan cortos de miras que él, con cada iniciativa de ley, como aquella del 15 de diciembre de 2009, los ha retado constantemente para que vayan más allá de sus miserias y de su ambición por gobernar a como de lugar, así sea pasando por sobre lo que la doctrina democrática y constitucional llama el "cuerpo electoral".

No hay comentarios: